952 290 500

La Formación DUAL es el conjunto de acciones e iniciativas formativas que tienen por objeto la cualificación profesional de los estudiantes, combinando la formación recibida en un centro educativo con la actividad formativa en un centro de trabajo.
 
Las características principales de la Formación DUAL son las siguientes:
  • Está orientada principalmente al empleo con participación activa de las empresas.
  • Fomenta la excelencia y la calidad de la Formación Profesional teniendo en cuenta las demandas del mercado laboral.
Incide en dos elementos fundamentales:
  • La cualificación de los futuros trabajadores.
  • El programa de formación como factor clave.

Objetivo de la Formación DUAL

El objetivo principal es potenciar, tanto en las empresas como en los centros educativos de Andalucía, la cultura del aprendizaje basado en el trabajo (work-based learning), que logre proporcionar a las personas la formación requerida por el sistema productivo y acercar las ensñanzas de los títulos de formación profesional a la realidad socioeconómica del mercado laboral, respondiendo así a las necesidades de desarrollo personal y de cualificación  de los diferentes sectores productivos y de servicios de la economía andaluza, incidiendo en:
  • Establecer sistemas de formación adaptados a las nuevas necesidades de la sociedad y del tejido productivo que garanticen una enseñanza de calidad.
  • Innovar y adaptar la Formación Profesional
  • Fomentar el contacto con las empresas para incrementar la inserción laboral de los estudientes.

Ventajas de la Formaciçon DUAL para el alumnado

  • Permite compaginar la formación en el centro y en una empresa del sector, realizando un aprendizaje más motivador y adaptado a las exigencias del mercado laboral.
  • Se aprende en situaciones reales de trabajo.
  • Se adquiere una experiencia profesional que mejora la empleabilidad.
  • Permite una inserción más directa en el mercado laboral.
  • Constituye una experiencia motivadora, lo que lleva a la autorealización profesional, en contacto con la realidad y el descubrimiento de su propia contribución.
  • Desarrolla la confianza, las habilidades interpersonales y el sentido de la responsabilidad en contacto con sus colegas de trabajo, sus directivos y sus clientes. Permite adaptarse a las necesidades cambiantes de las empresas y desplegar todo su potencial.
  • Se logra un mejor conocimiento del mercado productivo.
  • Desarrolla sus competencias profesionales en el mismo proceso de formación.
  • Permite el conocimiento y uso de las últimas ténicas y tecnologías que existen en el mercado relacionado con sus compentencias profesionales.